Huerto ecológico y Huerto urbano

La sociedad está en constante evolución, y cada día es más la cantidad de gente que se une a movimientos más sostenibles y respetuosos con el Medio Ambiente, para llegar a ser, así, ciudadanos más comprometidos con el planeta. La conciencia social respecto al cuidado de nuestro ecosistema está en alza, por eso hoy traemos un post en el que aprenderéis cómo crear y cuidar un huerto ecológico, así como los beneficios que esto nos puede aportar.

¿QUÉ ENTENDEMOS POR HUERTO ECOLÓGICO Y URBANO?

El concepto de ‘huerto ecológico’ podría definirse como un cultivo de producción natural (sin el uso de pesticidas y/o demás productos químicos), basado en los principios ecológicos, en el respeto y en el cuidado de la naturaleza.

En relación a esto, podemos encontrarnos con el conocido como ‘huerto urbano’. Este es un espacio tanto de exterior como de interior, en el cual se cultivan frutas, hortalizas, legumbres y/o plantas aromáticas, para el autoconsumo, mediante el uso de prácticas de agricultura sostenible, evitando, pues, los agroquímicos. Así pues, podemos tener estos huertos en distintos lugares como pueden ser el propio hogar (en balcones, terrazas…) y/o en las comunidades de vecinos, en los colegios (huerto escolar), en las asociaciones…

En ambos casos se apuesta por el respeto de los sistemas y ciclos naturales de la plantación (sin realizar modificaciones ni alteraciones), el suelo es natural y de calidad, y se hace un uso responsable y comprometido de los recursos naturales necesarios (agua, abono, materia orgánica…).


BENEFICIOS DEL HUERTO URBANO-ECOLÓGICO

Con los huertos urbanos y ecológicos, además, conseguimos varios beneficios tanto individuales como colectivos. Al hacer uso de este tipo de huertos se aumentan los espacios verdes de calidad en las zonas urbanas, consiguiendo ciudades más verdes; asimismo, logramos ser más sostenibles y justos con el Medio Ambiente, ayudando a reducir la huella de carbono y, así, frenar la contaminación y la degradación de los suelos. Por tanto, al fomentar el empleo de tales espacios, se ponen en alza valores como la sostenibilidad, el respeto y el cuidado del ecosistema, la responsabilidad y el compromiso; y, con ello, también se promueve la conciencia medioambiental.

Este tipo de actividad y/o afición, resulta igualmente beneficiosa respecto a nuestro estado anímico, puesto que es una tarea que nos hace desconectar del bullicio de la ciudad, del ajetreo del trabajo, de los problemas personales, etc. Se trata de un ejercicio que aumenta la relajación cerebral y nos ayuda a eliminar el estrés. Asimismo, al poner en marcha huertos urbanos entre familiares, vecindarios, asociaciones, amigos/as, etc., estaremos mejorando las relaciones sociales entre personas, ya que se comparte tiempo, experiencias y logros.

Y, por supuesto, se aumentan los conocimientos respecto al cultivo y a los alimentos, se crean vínculos y lazos afectivos con el entorno natural, obtenemos nuestra propia cosecha y adquirimos hábitos alimentarios más saludables gracias al consumo de productos frescos, naturales y de calidad.

¿CÓMO CREAR UN HUERTO URBANO?

Para conseguir los beneficios nombrados anteriormente, vamos a comentar a continuación cómo se debe crear un huerto urbano propio y ecológico. Primeramente, nos gustaría explicar que no es necesario empezar con una gran inversión en material, espacio y tiempo. Os proponemos iniciaros poco a poco, cultivar pocas cosas y en recipientes más pequeños para poder controlarlos mejor; y, una vez adquiridos los hábitos que requiere el huerto, pasar a ampliar la zona de cultivo y la cantidad de plantaciones. Pero… ¿qué recipientes podemos emplear en cada caso?

Para los espacios más grandes y amplios (terrazas, jardines, patios), encontramos las mesas de cultivo; en espacios pequeños (balcones, zonas interiores) podemos colocar jardineras y macetas; y para las zonas muy pequeñas y/o estrechas podemos hacer uso de jardines verticales y/o macetas colgantes.

 Una vez escogidos los recipientes, es hora de saber cómo cuidar nuestro huerto urbano y ecológico. Para ello, es esencial seleccionar el espacio ideal para que nuestras plantaciones reciban las horas de Sol diario necesarias, y el modo de riego y/o goteo, así como consultar el calendario de siembra y trasplante para conocer en qué época se deben sembrar las distintas semillas. Respecto a estas últimas, os aconsejamos emplear unas que sean ecológicas, y que las plantéis en un compost (abono orgánico) hecho por vosotros/as mismos/as, para así conseguir un huerto urbano más sostenible.

Crear nuestro propio abono natural

En cuanto a esta última idea, os proponemos distintas formas de crear abono natural con compost propio. Para ello, es necesario seleccionar un recipiente, alejado del suelo, en el cual previamente se debe colocar una primera capa de tierra y una segunda capa de materiales secos (paja, ramas, serrín…) para evitar que se estropee la mezcla para conseguir el compost. Una vez preparado el recipiente, debemos ir añadiendo los desechos orgánicos (cáscaras de huevo, ramas y hojas que se hayan podado, peladuras de fruta y verdura, posos de café, etc.). Finalmente, es necesario, de vez en cuando, regar el compost, ya que este necesita de cierta humedad para llegar a convertirse en un buen abono para cultivar. Una vez consigamos dicho abono, pasaremos a plantar nuestras semillas.

¿Qué podemos plantar en estos huertos?

Como hemos comentado con anterioridad, se puede cultivar prácticamente cualquier cosa que se desee, desde plantas aromáticas y medicinales (hierbabuena, menta, albahaca, orégano, perejil, romero…), hasta frutas y hortalizas (fresas, limones, tomates, rábanos, pepinos, zanahorias, habas, judías, espinacas, etc.).

Os recordamos que es necesario consultar los calendarios de siembra y trasplante, pero, para ponéroslo un poco más sencillo, os ofrecemos a continuación un listado con algunos de los alimentos que podéis sembrar en la temporada actual.

ALDOUS BIO TE AYUDA CON TU HUERTO URBANO

En Aldous Bio buscamos clientes comprometidos con la preservación del planeta. Por eso, como ya comentamos en uno de nuestros post de Instagram, al comprar los productos de nuestra web recibís con ellos un detalle para ayudaros a disminuir la huella de carbono.

Se trata de un papel plantable con el que podéis empezar a crear vuestro pequeño huerto en casa. ¿Te llama la atención cultivar tus propios alimentos? Pues ha llegado el momento de comenzar a hacerlo.


¡Es muy sencillo! ¿Te animas?

Si ya has plantado nuestro papel con vida, puedes compartir en Redes Sociales cada una de las etapas y mencionarnos para que todos veamos el progreso.