Qué es la cúrcuma y para qué sirve - Aldous Bio

Qué es la cúrcuma y para qué sirve

La cúrcuma, una planta herbácea perenne de la familia del jengibre, es originaria del sudeste asiático y apreciada por su rizoma de color anaranjado brillante, que se utiliza como especia en polvo. Con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y digestivas, la cúrcuma ha sido una parte integral de la medicina tradicional durante siglos en culturas de todo el mundo, especialmente en India y el sudeste asiático. Sus compuestos bioactivos, como la curcumina, han sido objeto de numerosos estudios científicos que respaldan su potencial para promover la salud cardiovascular, reducir la inflamación y aliviar los síntomas de enfermedades digestivas y cutáneas. Incorporar cúrcuma en la alimentación diaria puede ser una forma sabrosa y efectiva de aprovechar sus numerosos beneficios para la salud.

 

Índice:

 

Qué es la Cúrcuma: Origen y características de la cúrcuma

La cúrcuma que es conocida científicamente por el nombre Curcuma longa, emerge como una joya botánica arraigada en la rica historia del sudeste asiático. Descansa como una planta herbácea perenne en la distinguida familia del jengibre, conocida como Zingiberaceae. Su linaje se extiende a lo largo de las tierras fértiles de la India y el sudeste asiático, donde ha tejido una intrincada red de usos culinarios, medicinales y culturales que se remontan a épocas antiguas.

La cúrcuma, con su cautivadora presencia, se manifiesta principalmente a través de su raíz, una maravilla subterránea de tonalidades naranjas vibrantes que despiertan la imaginación. Esta raíz, similar a un tubérculo, es la protagonista indiscutible de la especia en polvo que adorna los platos de la cocina global. Además de su uso culinario, esta raíz es el reservorio de los compuestos activos que confieren a la cúrcuma sus atributos medicinales, lo que la convierte en una fuente inagotable de fascinación para los botánicos y científicos por igual.

La cúrcuma es una planta que requiere un clima cálido y húmedo para prosperar, por lo que es la curcuma cultivada principalmente en regiones tropicales y subtropicales. India es el principal productor y exportador mundial de cúrcuma, seguido de cerca por países como Indonesia, China y Bangladesh. La planta crece hasta una altura de aproximadamente un metro y produce largas hojas verdes y flores de color blanco a amarillo pálido.

La cúrcuma ha sido valorada a lo largo de la historia por sus propiedades colorantes, siendo utilizada como colorante alimentario natural, para teñir telas y como componente en rituales religiosos en algunas culturas. Además de su amplio uso en la cocina tradicional india y de otras partes del mundo, la cúrcuma también ha sido objeto de investigación científica debido a sus posibles beneficios para la salud.

El principal componente activo de la cúrcuma es la curcumina, un compuesto polifenólico responsable de su característico color amarillo y de muchas de sus propiedades medicinales. Sin embargo, la curcumina es solo uno de los muchos compuestos bioactivos presentes en la cúrcuma, que incluyen otros curcuminoides, aceites esenciales y otros compuestos fenólicos.

Además de su uso en la cocina como especia, la cúrcuma ha sido utilizada en la medicina tradicional durante siglos para tratar una variedad de dolencias, incluyendo problemas digestivos, inflamación, dolores menstruales y enfermedades de la piel. Se ha utilizado tanto interna como externamente en forma de infusiones, cataplasmas, ungüentos y tinturas.

 

Cómo es la planta de cúrcuma

La planta de cúrcuma crece a partir de un rizoma subterráneo, que es el órgano de almacenamiento de nutrientes y la parte de la planta que se utiliza para la producción de la especia en polvo. El rizoma de la cúrcuma es de color anaranjado brillante por fuera y amarillo en su interior, con una textura firme y carnosa.

La planta de cúrcuma puede alcanzar alturas de hasta un metro y medio y tiene un tallo erguido que emerge del rizoma. Este tallo está coronado por hojas largas y lanceoladas que crecen en espiral alrededor del tallo, formando una especie de vaina alrededor de él. Las hojas de la cúrcuma son de color verde intenso y tienen un aroma suave y ligeramente cítrico.

Durante la temporada de crecimiento, la planta de cúrcuma produce una espiga de flores en forma de espádice que emerge de la base de las hojas. Estas flores son de color blanco a amarillo pálido y tienen una estructura similar a la del jengibre y otras plantas de la familia Zingiberaceae.

Una característica distintiva de la planta de cúrcuma es su capacidad para propagarse mediante rizomas subterráneos que crecen horizontalmente y producen nuevas plantas. Esta capacidad de propagación hace que la curcuma planta perenne resistente que puede crecer en una variedad de condiciones de suelo y clima.

 

Composición nutricional de la cúrcuma

Desde tiempos ancestrales, esta raíz dorada ha sido valorada no solo por su sabor y color distintivos, sino también por su riqueza en nutrientes esenciales y fitoquímicos con propiedades terapéuticas. Algunos de sus componentes más destacados son:

Curcumina:

La curcumina es el compuesto más estudiado y reconocido de la cúrcuma, responsable de su característico color amarillo intenso y de gran parte de sus efectos medicinales. Se ha demostrado que la curcumina posee potentes propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antimicrobianas.

Curcuminoides:

Además de la curcumina, la cúrcuma contiene otros curcuminoides, como la demetoxicurcumina y la bisdemetoxicurcumina, que también contribuyen a sus efectos terapéuticos. Estos compuestos tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, y se cree que trabajan en sinergia con la curcumina para mejorar la salud.

Aceites esenciales:

La cúrcuma contiene aceites esenciales volátiles que le confieren su aroma característico. Estos aceites esenciales no solo añaden sabor a los platos, sino que también pueden tener beneficios para la salud, como propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.

Vitaminas y minerales:

Aunque la cúrcuma no es especialmente rica en vitaminas y minerales, contiene pequeñas cantidades de varios nutrientes importantes. Por ejemplo, es una buena fuente de manganeso, hierro y vitamina B6, que son nutrientes esenciales para el metabolismo y la salud celular.

Fibra:

La cúrcuma también es una buena fuente de fibra dietética, que es importante para la salud digestiva. La fibra ayuda a promover la regularidad intestinal, prevenir el estreñimiento y mantener un sistema digestivo saludable en general.

Bajo en calorías:

Además de sus nutrientes y compuestos bioactivos, la cúrcuma es baja en calorías, lo que la convierte en una adición saludable a cualquier dieta. Una cucharadita de cúrcuma en polvo contiene aproximadamente 24 calorías, lo que la hace ideal para aquellos que desean condimentar sus comidas sin agregar calorías adicionales.

Carbohidratos y azúcares:

En cuanto a su contenido en carbohidratos y azúcares, la cúrcuma es relativamente baja. Una cucharadita de cúrcuma en polvo contiene aproximadamente 6 gramos de carbohidratos, de los cuales menos de 1 gramo son azúcares.

Grasas:

La cúrcuma es muy baja en grasas, con menos de 1 gramo de grasa por cada cucharadita de polvo.

Proteínas:

Si bien la cúrcuma no es una fuente significativa de proteínas, contiene pequeñas cantidades, aproximadamente 1 gramo por cada cucharadita de polvo.

En definitiva, la cúrcuma destaca como una fuente concentrada de nutrientes y compuestos bioactivos, ofreciendo una prometedora gama de beneficios para la salud. Su versatilidad en la cocina y sus propiedades medicinales hacen de esta raíz una incorporación valiosa para aquellos que buscan mejorar su bienestar de manera natural.

 

Para qué sirve la Cúrcuma: Usos de la cúrcuma en la medicina tradicional

La cúrcuma (Curcuma longa) ha sido una parte integral de la medicina tradicional durante siglos, especialmente en culturas del sudeste asiático, India y China. Sus aplicaciones han abarcado una variedad de condiciones y dolencias para que sirve la curcuma, reflejando la diversidad de sus propiedades y beneficios percibidos.

Salud digestiva:

En la medicina tradicional, que es la curcuma utilizada para aliviar problemas digestivos como la indigestión, la acidez estomacal y los gases. Se cree que sus compuestos activos ayudan a estimular la producción de bilis en el hígado, mejorando así la digestión y aliviando la incomodidad gastrointestinal.

Alivio de la inflamación:

La cúrcuma se ha valorado por su capacidad para reducir la inflamación en el cuerpo. A lo largo de los siglos, se ha empleado para tratar enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis y la enfermedad inflamatoria intestinal. Se cree que sus propiedades antiinflamatorias ayudan a mitigar el dolor y la hinchazón asociados con estas condiciones.

Apoyo inmunológico:

En la medicina tradicional, la cúrcuma se ha utilizado para fortalecer el sistema inmunológico y ayudar al cuerpo a combatir infecciones. Se ha empleado como un tónico general para mejorar la resistencia y la vitalidad, y se cree que sus propiedades antimicrobianas y antivirales contribuyen a este efecto.

Cuidado de la piel:

La cúrcuma también ha sido valorada por sus beneficios para la piel. Se ha utilizado en tratamientos tópicos para aliviar afecciones cutáneas como el acné, la psoriasis y las quemaduras. Se cree que sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes ayudan a calmar la piel irritada y a promover la curación.

Apoyo a la salud cardiovascular:

En algunas culturas, la cúrcuma se ha utilizado para promover la salud cardiovascular y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Se cree que sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias pueden ayudar a proteger el corazón y los vasos sanguíneos al reducir la inflamación y el estrés oxidativo.

Bienestar general:

Además de sus aplicaciones específicas, la cúrcuma se ha utilizado tradicionalmente como un tónico general para promover el bienestar y la vitalidad. Se ha incluido en remedios herbales para aumentar la energía, mejorar la circulación y aliviar el estrés y la ansiedad.

En resumen, la cúrcuma ha sido una parte importante de la medicina tradicional durante siglos, con una variedad de usos que reflejan sus propiedades versátiles y sus beneficios percibidos para la salud. Desde el alivio de la inflamación hasta el apoyo inmunológico y el cuidado de la piel, la cúrcuma ha sido valorada por su capacidad para mejorar el bienestar general y abordar una variedad de condiciones y dolencias.

Image_20230623_091448_322.jpeg__PID:534b6faa-0778-487b-9bb0-b40180510bc8

Carla Caparrós

Communications & Community en Aldous Bio

LEER MÁS

¿No sabes por dónde empezar?

Encuentra los complementos alimenticios Aldous Bio perfectos para ti. No esperes más para empezar a liberar tu mejor versión.