Qué alimentos evitar y cuáles comer si eres celíaco o intolerante al gluten

Las estanterías de los supermercados y las cartas de los restaurantes están empezando a incluir más artículos sin gluten, desde panes hasta platos de pasta. Aunque la dieta Gluten Free se ha puesto de moda últimamente, para las personas celíacas no es una elección eliminar el gluten de su alimentación, sino una necesidad.

¿Qué es la celiaquía?

La celiaquía es una enfermedad autoinmune que es perjudicial para el intestino delgado cuando se ingiere gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno.

Se desconoce la causa de su aparición, pero se estima que afecta a 1 de cada 10 personas en todo el mundo y puede surgir a cualquier edad. Cuando alguien celíaco consume gluten, su cuerpo desencadena una rápida respuesta inmune que ataca al tracto gastrointestinal y, además, dificulta la absorción de nutrientes. Con el tiempo, este daño y este déficit nutricional puede desencadenar afecciones como anemia, osteoporosis, dermatitis o pérdida de peso.

Los síntomas pueden variar, pero los más conocidos son los que afectan al sistema digestivo e incluyen dolor abdominal, diarrea, estreñimiento e hinchazón.

Desafortunadamente, actualmente no tiene cura. La única forma de hacer frente a esta enfermedad es manteniendo una dieta estricta sin gluten. Por desgracia, esta proteína está presente en muchos alimentos comunes, lo que dificulta saber con certeza qué es seguro comer. ¡No te preocupes! Te decimos qué comidas deberías evitar y cuáles puedes comer.

Alimentos que NO puedes comer

Si sufres celiaquía, sí o sí tienes que evitar los alimentos que contienen gluten. Incluso la más mínima cantidad de gluten como las migas que quedan en la encimera puede dañar tu intestino delgado. Esto puede hacer que sea muy difícil para alguien celíaco o intolerante al gluten comer fuera de casa. Además, esta proteína se esconde en productos a priori inofensivos como algunas salsas, aderezos o bebidas. Fíjate bien en la siguiente lista para no tener que lamentar consecuencias. ¡Toma nota!

  • Deberás omitir el pan (blanco, integral, de centeno…) y la pasta, siempre que contenga trigo.
  • Ciertos condimentos como la salsa de soja, la salsa barbacoa, aderezos para ensaladas o adobos.
  • La mayoría de los productos de repostería que incluyen pasteles, galletas, magdalenas, tortitas, gofres, crepes…
  • Determinadas bebidas como la cerveza, la horchata o infusiones aromatizadas.
  • Otros productos que estén elaborados con trigo, cebada o centeno.

Alimentos que SÍ puedes comer

Aunque puede parecer que la mayoría de los alimentos están prohibidos cuando eres celíaco o intolerante al gluten, hay muchos productos saludables y deliciosos que puedes saborear.

  • Las frutas y verduras están, naturalmente, libres de gluten. Sin embargo, ten en cuenta que ciertos productos como las verduras rebozadas pueden contener esta proteína.
  • Carne, pescado y huevos, siempre que no estén empanados o rebozados.
  • Productos lácteos, excepto algunas leches y yogures de sabores.
  • Las legumbres, que se usan comúnmente para hacer alternativas a la pasta.
  • Los frutos secos proporcionan una fuente de grasa rica en nutrientes. Además, se pueden utilizar para hacer harinas sin gluten.
  • Ciertos granos como el arroz, el maíz, la quinoa o el amaranto.

Sin embargo, siempre debes leer las etiquetas para asegurarte de que estos productos no contengan gluten y tampoco hayan sido expuestos a la contaminación cruzada. La avena, por ejemplo, no contiene gluten, pero puede procesarse en instalaciones donde también manipulan trigo, cebada y centeno.

Además, muchos restaurantes preparan versiones sin gluten de sus platos, pero si también usan harina de trigo en la cocina, es imprescindible asegurarte de que no haya riesgo de contaminación cruzada.

Sustitutos del gluten

Afortunadamente, ahora es más sencillo que nunca encontrar alternativas seguras a algunas de tus comidas favoritas. Es probable que no tengas problemas para conseguir pan, pasta, snacks y muchos más productos sin gluten en los pasillos de los supermercados.

  • ¿Te apetece un buen plato de pasta? Entonces busca productos sin gluten que estén hechos con arroz, garbanzo, maíz o quinoa en lugar de harina de trigo. Además, la harina de maíz es más saciante que la tradicional.
  • También puedes hacer espaguetis de calabacín (calabacettis) o una pizza casera con base de coliflor o brócoli.
  • Puedes encontrar bizcochos, pasteles, galletas y cereales que utilizan harina de almendra o de coco en lugar de trigo.


Cómo evitar el déficit nutricional

Una complicación que a menudo surge de la celiaquía o la intolerancia al gluten es la deficiencia de nutrientes debido a la mala absorción. La Espirulina puede ayudarte en este proceso, ya que garantiza excelentes propiedades nutricionales y el organismo la reconoce y asimila en mayor grado sin crear reacciones adversas. 

En Aldous Bio ponemos especial cuidado en crear y ofrecer productos que incluyan a todas aquellas personas que padecen celiaquía o intolerancia al gluten.

Cuanto más puedas informarte sobre los alimentos y productos que contienen gluten, más fácil será tomar decisiones de compra seguras.