7 maneras sencillas de detoxificar tu cuerpo naturalmente

Los mejores consejos para sentirte renovado en muy poco tiempo

Cada día estamos expuestos a metales pesados y toxinas, elementos que pueden ser dañinos para nuestra salud. Los pesticidas, los componentes químicos y sintéticos y la contaminación están en el aire y en muchos productos de consumo diario. Para evitar enfermedades y apoyar el correcto funcionamiento del organismo, nuestro cuerpo necesita deshacerse de las sustancias peligrosas. Pero ¿cómo puedes detoxificarlo? A continuación, encontrarás siete formas fáciles de depurar el organismo de manera natural a través de poderosos alimentos y pequeños cambios en tu estilo de vida. ¡Sigue leyendo y descubre qué puedes hacer para revitalizarte!

¿Qué son los metales pesados?

DEFINICIÓN.

Los metales pesados son componentes como el mercurio, el plomo o el uranio que, incluso en pequeñas cantidades, pueden causar problemas significativos para la salud. El agua contaminada, los alimentos que consumimos y los productos que utilizamos todos los días pueden facilitar su entrada en nuestro torrente sanguíneo. Una vez allí, pueden penetrar en las células y permanecer durante años, razón por la que se les conoce como metales «pesados».

Pueden provocar desde fatiga e irritación en la piel hasta daños mucho más graves. Aunque no existe forma de evitar por completo la exposición a los metales pesados, hay maneras de detoxificarse y eliminar los metales almacenados en nuestras células.

Alimentos que detoxifican tu cuerpo

La alimentación es una de las formas más efectivas de depurar el organismo. Estos son algunos de los alimentos que pueden ayudarlo a funcionar mejor, recargar energía y ganar salud.

1.

ALIMENTOS RICOS EN CLOROFILA

• La chlorella es la reina de los alimentos detox por muchos motivos. Esta alga de agua dulce es el alimento con mayor porcentaje de clorofila del planeta, además de una buena fuente de proteína, aminoácidos, fitonutrientes, betacaroteno, potasio, fósforo, magnesio, vitaminas del grupo B, etc. Debido a sus altos niveles de clorofila, este superalimento ayuda a nuestro cuerpo a combatir metales pesados, toxinas y todos los componentes no deseados en el torrente sanguíneo, así como en el tracto digestivo.

• La espirulina, como la clorella, proviene de masas de agua dulce y es uno de los alimentos más completos que puedes incluir en tu dieta. Esta alga valiosa es rica en proteína, aminoácidos, Omega 3-6-9, vitaminas, minerales, etc. También contiene una cantidad muy alta de clorofila y puede ayudar a eliminar metales y toxinas mientras promueve una correcta función inmunológica.

2.

FRUTAS Y VERDURAS

• Frutas como la piña, la pera, la manzana, la naranja, las fresas, las uvas, el kiwi, los arándanos o el limón aportan un alto contenido en fibra, encargada de eliminar restos orgánicos de nuestro cuerpo.

• Verduras como la remolacha, la zanahoria, la calabaza, el cardo, las espinacas, las acelgas, la lechuga de hoja verde, la alcachofa, el apio o los espárragos son alimentos con funciones diuréticas que favorecen el tránsito intestinal y, por lo tanto, ayudan a limpiar el organismo.

3.

PRODUCTOS CON PROBIÓTICOS

• Los probióticos contribuyen a combatir las bacterias malas o poco saludables y permiten que el intestino elimine los residuos no deseados. Puedes consumirlos mediante alimentos no pasteurizados como el yogur, el chocolate negro o el kéfir y a través de suplementos alimenticios que los contienen.

Bebe mucha agua

Una hidratación adecuada es imprescindible para muchas funciones del organismo. Beber agua es una forma efectiva de deshacerte de las toxinas, ya que favorece la digestión, limpia los riñones y ayuda al cuerpo a eliminar elementos dañinos que pueden acumularse en la sangre gracias a su efecto diurético, que permite que estas sustancias se extraigan a través de la orina, el sudor e incluso el aliento. Además, mantiene la piel hidratada, lo que también contribuye a la desaparición de toxinas del cuerpo.

Reduce la ingesta de alimentos procesados

Debido a que los alimentos procesados contienen conservantes, aditivos, colorantes, azúcares añadidos y exceso de sal, nuestro cuerpo tiene que trabajar mucho para deshacerse de ellos. Además, la mayoría presenta poca o ninguna fibra, lo que puede ralentizar el sistema digestivo e interponerse en su función para eliminar toxinas. A pesar de que puede ser difícil evitar completamente los procesados, haz un esfuerzo para reducirlos y elige productos frescos y ecológicos siempre que sea posible.

Duerme lo suficiente

Un sueño de calidad es esencial para mantener un cuerpo y una mente saludable. Los expertos advierten de que no dormir bien podría provocar dolor muscular, enfermedades cardíacas, diabetes, depresión, deterioro cognitivo o aumento de peso por la alteración de las hormonas. Si estos no son motivos suficientes para descansar al menos ocho horas diarias, dormir también detoxifica el cerebro. Investigaciones científicas han demostrado que cuando dormimos nuestro cerebro elimina moléculas dañinas que pueden causar degeneración cerebral.

El triptófano es un aminoácido esencial que puede mejorar la duración y calidad del descanso y evita el insomnio. Nuestro organismo transforma el triptófano en serotonina que, después, se convierte en melatonina, la hormona que regula el sueño y la vigilia. La serotonina, al controlar el estado de ánimo y favorecer el buen humor, contribuye a la relajación, lo que también ayuda a dormir mejor.

Masajea tu cuerpo

Darte un masaje por todo el cuerpo es una buena manera de aumentar la circulación sanguínea y maximizar la detoxificación. Puedes hacerlo con aceites de CBD que, además, mejoran e hidratan la piel.

Haz ejercicio

La actividad física por sí sola no hará que el cuerpo se detoxifique. Sin embargo, estudios y evidencias científicas muestran que el ejercicio ayuda a que los pulmones, los riñones, el intestino y el sistema inmunológico funcionen correctamente y sean más eficientes en la detoxificación natural del cuerpo. Así mismo, el deporte nos mantiene en movimiento, aumentando la circulación sanguínea y mejorando el proceso de eliminación de toxinas.

Evita los productos con envases de plástico

Los alimentos envasados en plástico corren el riesgo de que sustancias tóxicas como el bisfenol A y ftalatos – toxinas que pueden ser cancerígenas y afectar al sistema reproductivo o al equilibrio hormonal– se liberen del envase y contaminen el contenido.

En Aldous Bio elegimos ser coherentes y evitar el uso de plástico, a la vez que velamos por la seguridad del consumidor. Nuestros envases son de metal, sostenibles, reciclables y reutilizables y todos nuestros productos están libres de componentes que pueden ser dañinos para la salud.

También te puede interesar...

Section
Drop element here

¿No sabes por dónde empezar?

Encuentra los complementos alimenticios Aldous Bio perfectos para ti. No esperes más para empezar a liberar tu mejor versión.

Únete a la Comunidad Aldous Bio, consigue un 10% de descuento y recibe consejos saludables para convertirte en tu mejor versión.

Al unirte aceptas recibir comunicaciones comerciales de ALDOUS BIO. Puedes retirar el consentimiento cuando quieras. Política de privacidad

[removal.ai]_dbcd9337-96d6-4ac1-83fe-e267e2345c19-img-footer-web-acido-hialuronico_NMEE6J (1).png__PID:190e0951-6ecf-445c-b64c-4b6f40a99cee