8 consejos y trucos para combatir el calor de verano

Te ofrecemos una guía rápida sobre cómo soportar las altas temperaturas durante esta estación

El verano ha llegado y seguro que quieres aprovechar al máximo tus merecidas vacaciones. ¡Que no te las arruine el calor abrasador! La exposición al sol y a las elevadas temperaturas puede ser peligrosa para cualquier persona aumentando el riesgo de sufrir un golpe de calor y deshidratación. Sigue estas recomendaciones para que esta época del año sea perfecta para ti.


1. Bebe mucha agua 

Es importante beber unos ocho vasos al día, es decir, dos litros. ¡Haz más apetecible esta bebida acompañándola con limón, pepino o cualquiera de tus frutas favoritas! Procura evitar la cafeína, las bebidas azucaradas y el alcohol porque, en realidad, te deshidratarán más.

2. Disfruta de las frutas y verduras de temporada

Elige productos frescos, locales y ecológicos. En verano es tiempo de sandía, melón, melocotón, cerezas, y justo ahora tienen un delicioso sabor. Prescinde de comidas calóricas para no hacer digestiones pesadas que suben la temperatura corporal. En su lugar, opta por platos saludables, ligeros y refrescantes.


3. Escucha a tu cuerpo

No ignores los signos de insolación. Estos incluyen mareos, náuseas, escalofríos y ausencia de sudor. Si tu cuerpo te advierte de que algo va mal y notas alguno de los anteriores síntomas, busca una sombra, descansa y bebe un poco de agua de inmediato. Así mismo, intenta no salir en las horas de más calor y baja el ritmo.


4. Reduce tu cansancio tomando suplementos naturales

La espirulina y la maca son dos superalimentos que pueden ayudarte a sobrellevar los estragos del verano. La raíz de maca te proporcionará la vitalidad que te quitan los calurosos días de verano, mientras que el alga espirulina contiene grandes cantidades de clorofila, es un poderoso energizante, depurativo y regenerador celular.

5. Usa ropa apropiada

Las prendas holgadas y finas dejarán que tu piel respire y se mantenga fresca. Huye de las fibras sintéticas que absorben el calor, las mangas largas y los tonos oscuros. Te sugerimos hacer lo mismo a la hora de elegir las sábanas de la cama.

6. Cubre tu cabeza

Llevar una gorra o un sombrero, gafas de sol y, sobre todo, protector solar es imprescindible. Seguir este consejo puede incluso darte una sensación refrescante en el resto del cuerpo.

7. Evita cambios bruscos de temperatura

No pases directamente del calor de la calle al frío de una estancia con aire acondicionado. Tómate el tiempo necesario para refrescarte adecuadamente.


8. Elige el momento adecuado para practicar deporte

Ejercítate temprano por la mañana o al final de la tarde cuando el sol no está brillando y las temperaturas suelen ser algo más bajas. Eso sí, es muy importante que te hidrates antes, durante y después del entrenamiento para evitar golpes de calor. Y no esperes hasta tener sed, haz paradas para beber cada 20-30 minutos. Además, te sugerimos llevar a cabo todas las recomendaciones mencionadas en este artículo.


Ahora estás preparado para enfrentarte al calor de verano con estos prácticos trucos. ¡Esperamos que tengas un verano genial!