Día 27 de mayo de 2020

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol (CDB) es un compuesto natural que se encuentra en la flor resinosa del cannabis, una planta con una rica historia como medicamento que se remonta miles de años atrás. En la actualidad, los científicos y médicos de todo el mundo están analizando y confirmando que el CBD es eficaz en tratamientos contra enfermedades como la artritis, el asma o la epilepsia. Estos avances científicos culminaron con el informe emitido en diciembre de 2017 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el que se afirmó que el CBD ni es adictivo, ni produce efectos nocivos para la salud, al tiempo que se confirmaban sus enormes posibilidades terapéuticas.

El hecho de que el CBD sea terapéuticamente potente y no intoxicante, y fácil de usar como un aceite de CBD, lo convierte en una opción de tratamiento atractiva para aliviar el dolor crónico, la ansiedad, la inflamación, la depresión y muchas otras afecciones.
 

HISTORIA DEL CBD FARMACÉUTICO

El 25 de junio de 2018, que Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) reconoció el cannabidiol como un medicamento real al aprobar Epidiolex, una formulación farmacéutica de CBD casi pura, como un tratamiento para dos trastornos convulsivos pediátricos graves, Lennox- Síndrome de Gastaut y síndrome de Dravet.
En respuesta a la histórica decisión de la FDA, la Administración de Control de Drogas (DEA) anunció en septiembre de 2018 que había eliminado Epidiolex de la clasificación de la Lista I, una categoría reservada para las drogas peligrosas sin valor médico.
De aquí en adelante, Epidiolex se consideraría un medicamento de la Lista V, la designación menos peligrosa según la Ley de Sustancias Controladas.

Pero la DEA mantuvo el cannabis, CBD incluido, en el Anexo I como un narcótico ilegal.  

ACEITE DE CBD EN LA ACTUALIDAD

El redescubrimiento del CBD como una opción de bienestar ha provocado la llegada de potentes concentrados de aceite de cannabis, productos no intoxicantes ricos en CBD y sistemas innovadores de suministro sin humo que ha transformado el panorama terapéutico y ha cambiado la conversación pública sobre el CBD.

El cbd ha catalizado el renacimiento de la industria estadounidense del cáñamo. La industria del cannabis proyecta un valor de 650 mil millones de € para 2025 según fuentes de Bloomberg, Deloitte, Prohibition Partners y Arcview Group. Por ello cada vez más, se está incrementando la base de clientes que tienen el hábito de consumir CDB a diario.
 

Situación Legal del CBD en España:


La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) no contempla el uso de ningún derivado del cannabis para su uso cosmético, por lo que tampoco permite su registro a nivel nacional. Por este motivo, es completamente obligatoria su inscripción en el Portal de Notificación de Productos Cosméticos de la Unión Europea (CPNP). Realizando esta inscripción, ya no será necesario notificarlo a la autoridad competente nacional, que en nuestro caso sería la AEMPS. 

En España, el CBD aún no se ha registrado como un complemento alimenticio en la «lista de suplementos alimenticios autorizados» de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Esta lista establece las vitaminas y minerales permitidos para el consumo humano por la ley española, y el CDB no está definido en la Directiva 2002/46/CE del Parlamento Europeo (transpuesta a la legislación española por el Real Decreto 1487/2009, que modifica desde el pasado 16 de marzo de 2018 el Real Decreto 130/2018).

La EFSA (La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) ha informado a todos los países miembros de la Unión Europea a través de su agencia correspondiente en España, AECOSAN (Agencia para Asuntos del Consumidor, Seguridad Alimentaria y Nutrición), de la inmovilización de todos los productos calificados como suplementos alimentarios que contienen CBD.

AECOSAN, a través de los Ministerios de Salud de las diferentes Comunidades Autónomas, ha informado a las empresas a cargo de su producción o distribución que están paralizadas hasta que Europa las regule.

Las empresas afectadas en España deben comunicar la retirada de estos productos de todos los negocios en los que se ofrece su venta como complemento alimenticio. En este sentido, la EFSA basa su decisión en la calificación del CBD como «nuevo alimento» sin ninguna regulación.

Debemos recordar que el CBD es un producto que no está auditado, es decir, no es ilegal, pero tampoco es legal usarlo como complemento alimenticio. Así, hasta que el CBD esté en la lista, es ilegal venderlo para consumo humano y, por lo tanto, está prohibido hasta que se le dé forma a su regulación.

En España y en la mayoría de los países se puede utilizar el cáñamo industrial de manera legal como un producto cosmético (con su regulación correspondiente de la Agencia del Medicamento). Para que un producto de CBD se registre legalmente y se venda en España es obligatorio que en el etiquetado se indique específicamente que es para uso tópico.